Facultad de Veterinaria

 Los estudios de Veterinaria en España, al igual que en el resto de los países de la Unión Europea, están sujetos a la Directiva Europea 36/2005, referente a las profesiones reguladas. En ella se dice que la duración mínima de estos estudios debe ser de 5 años, por lo que el grado en Veterinaria consta de un total de 300 créditos ECTS, estructurados en 5 cursos (a diferencia de la mayoría de los grados ofertados para otras titulaciones). Asimismo, esta Directiva menciona explícitamente las diferentes materias que deben ser cursadas en los estudios de Veterinaria dentro del territorio Europeo.

Los estudios de Veterinaria tienen un componente vocacional muy importante y engloban tres aspectos fundamentales: 1) clínica y sanidad animal, 2) producción animal e higiene, 3) inspección, control y seguridad alimentaria. Todo ello, hace que sea una carrera muy exigente. En la Licenciatura (a extinguir), un porcentaje de estudiantes próximo al 75%, precisaban de uno o dos años adicionales para poder egresar. A pesar de ello, y dado el gran componente vocacional de estos estudios, el porcentaje de abandono es inferior al 10%.

A nivel laboral, la profesión veterinaria se distribuye en los siguientes sectores: Administración Pública (25%), sobre todo en las áreas de Sanidad y Agricultura; clínica veterinaria (35%); empresas privadas (25%), incluyendo a industrias farmacéuticas, piensos, cárnicas, etc.; otros (15%), asesoría, animales exóticos y salvajes, etc., siendo una profesión que se ha mantenido en equilibrio y con grandes expectativas de colocación a corto plazo, e índices de paro inferiores al 5%.

Para garantizar esta formación altamente cualificada y compleja, nuestra Facultad de Veterinaria cuenta con unos recursos materiales y humanos adecuados, destacando como infraestructuras más relevantes al servicio de una docencia de calidad instalaciones multidiciplinares como el Hospital Clínico Veterinario, la Granja Docente Veterinaria y la Planta Piloto. Prueba de la calidad de nuestros procesos formativos, infraestructuras y recursos humanos es la inclusión de la Facultad de Veterinaria de Murcia en el listado de establecimientos evaluados positivamente por el Comité mixto Educacional integrado por la Asociación Europea de Establecimientos para la Educación Veterinaria (EAEVE) y la Federación de Veterinarios Europeos (FVE). La inclusión en listas positivas se produjo por segunda vez en 2007 (la primera fue en 2002) y tiene una validez de 10 años.

En la actualidad se ofertan 90 plazas de nuevo ingreso. Esta cifra contrasta con la elevada demanda por cursar estudios en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia, donde para el curso 2013-2014 se han registrado más de 1.300 solicitudes.