Facultad de Veterinaria

Justificación

Desde sus inicios como estudios universitarios a finales del siglo XVIII, la profesión veterinaria ha estado siempre ligada a los medios rural y militar. Como tal, el veterinario era un profesional que centraba su actividad en el cuidado de las caballerías y, en menor medida, de los animales de renta y abasto. De las caballerías por ser un elemento de trabajo y máquina de guerra, y de los animales de renta al convertirse en uno de los sustentos básicos de las familias campesinas.Al mismo tiempo y desde que se promulgan, a principios del siglo pasado, las primeras leyes que hacen referencia a mataderos y mercados de abasto, el veterinario se convierte en uno de los ejes fundamentales del entramado de la salud pública, al recaer en él las competencias de inspección de la salubridad de los alimentos.Estos tres elementos: medicina de los animales, producción y rentabilidad de los mismos y seguridad a través de una correcta inspección de los alimentos, pasan a ser por tanto las competencias de la profesión veterinaria. Todo ello se refleja en los sucesivos planes de estudio de las Escuelas y Facultades de Veterinaria Españolas.

En la actualidad, la  Veterinaria es una profesión regulada, cuya existencia se justifica por sí sola al considerar los tres elementos básicos sobre los que fundamenta sus actividades mencionados con antelación. No obstante, los referentes nacionales e internacionales que avalan la impartición de esta titulación se señalan a continuación.

El referente nacional más importante es la Conferencia de Decanos de Facultades de Veterinaria de España, que engloba a 9 facultades públicas y a 2 privadas. En esta Conferencia la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia ostentó la Secretaría (2010-2011), Vicepresidencia (2001-2005 y 2011-hasta ahora) y la Presidencia (2005-2008). Esta Conferencia desarrolló el proyecto del Libro Blanco del Grado de Veterinaria, proyecto financiado por ANECA. El proyecto alcanzó un total consenso y la Facultad de Murcia participó con dos ponentes, los profesores Bernabé Salazar y Rouco Yáñez. Este plan de estudio se ha elaborado se ciñéndose al referido Libro Blanco, siempre modulado por la Normativa para la implantación de títulos de Grado de la Universidad de Murcia, en lo que hace referencia al tamaño de las materias, peso de la optatividad, y otros.

Colaborador imprescindible en el diseño del Libro Blanco fue el Consejo General de Colegios Veterinarios de España, por lo que se constituye en otro referente nacional de importancia, fundamentalmente a través del Ilustre Colegio de Veterinarios de Murcia, participante activo en la Comisión elaboradora del proyecto de Grado. Finalmente, y a nivel nacional, los empleadores veterinarios participaron muy activamente por lo que la referencia a su colaboración es obligada.

A nivel internacional, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia pertenece a la EAEVE (Asociación Europea de Establecimientos de Veterinaria) que engloba a casi 100 facultades de Europa, de países pertenecientes o no a la UE. 

Esta Asociación certifica y acredita a las diferentes facultades en procesos que tienen lugar cada 10 años, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia ha pasado dos de ellos (en 1996 y 2006), estando en estos momentos acreditada por la Asociación. El proceso de acreditación europea, se coordina con la FVE (Federación de Veterinarios Europea), la cual cuenta con el respaldo de la Comisión Europea. La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia se encuentra acreditada desde 2002, siendo una de las 35 facultades acreditadas. Para conseguir la acreditación intervienen decisivamente dos factores: la adecuación a la Directiva 36/2005 (transpuesta a la legislación española por el RD 1837/2008 de 8 de noviembre, BOE de 20 de noviembre) y al EEES, debiéndose evidenciar de forma adecuada la impartición de una docencia de calidad.

La EAEVE se reúne todos los años en Asamblea, dedicándo al menos una jornada al diseño y desarrollo, a nivel europeo, de los nuevos planes de estudio adaptados al EEES, así como a las nuevas metodologías de enseñanza superior universitaria.

Ver toda la justifcación

Competencias

Competencias Transversales de la Universidad de Murcia

Para lograr una adecuada formación vinculada a dichos perfiles, el Plan de Estudios establece una serie de competencias Generales y Específicas. Entre las primeras se diferencian aquéllas que son propias de la Universidad de Murcia de otras que pueden estar incluidas en el proyecto Tuning o en el propio Libro Blanco del Grado de V eterinaria.

Son Competencias Transversales asumidas por los títulos de la Universidad de Murcia:

  • CTUM 1. Ser capaz de expresarse correctamente en español en su ámbito disciplinar.
  • CTUM 2. Comprender y expresarse en un idioma extranjero en su ámbito disciplinar, particularmente el inglés.
  • CTUM 3. Ser capaz de gestionar la información y el conocimiento en su ámbito disciplinar, incluyendo saber utilizar como usuario las herramientas básicas en TIC.
  • CTUM 4. Considerar la ética y la integridad intelectual como valores esenciales de la práctica profesional.
  • CTUM 5. Ser capaz de proyectar los conocimientos, habilidades y destrezas adquiridos para lograr una sociedad basada en los valores de la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo.
  • CTUM 6. Capacidad para trabajar en equipo y para relacionarse con otras personas del mismo o distinto ámbito profesional.
  • CTUM 7. Desarrollar habilidades de iniciación a la investigación.


Competencias Generales del Título

El Libro Blanco del Grado de Veterinaria, basándose en el proyecto Tuning da como competencias generales del Grado en Veterinaria las siguientes, evidentemente hemos eliminado las competencias transversales de la Universidad de Murcia:

  • CGT 1. Capacidad de análisis y síntesis.
  • CGT 2. Capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica.
  • CGT 3. Planificación y gestión del tiempo.
  • CGT 4. Capacidad de aprender.
  • CGT 5. Capacidad crítica y autocrítica.
  • CGT 6. Resolución de problemas.
  • CGT 7. Toma de decisiones.
  • CGT 8. Liderazgo.
  • CGT 9. Habilidad para trabajar en un contexto internacional.
  • CGT 10. Habilidad para trabajar de forma autónoma.
  • CGT 11. Diseño y gestión de proyectos.
  • CGT 12. Iniciativa y espíritu emprendedor.
  • CGT 13. Afán de superación.


Competencias específicas que los estudiantes deben adquirir durante sus estudios, y que sean exigibles para otorgar el Título

La titulación en Veterinaria tiene una Directiva Europea propia (36/2005/EEC), transpuesta en un RD, que marca el reconocimiento del título y cualificaciones de los licenciados en Veterinaria y señala que el Veterinario durante el período total de su formación ha de haber adquirido:

  • un conocimiento suficiente de las ciencias en las que se fundan las actividades de los veterinarios;
  • un conocimiento suficiente de la estructura y de las funciones de los animales sanos, de su crianza, su reproducción y su higiene general, así como de su alimentación, incluida la tecnología aplicada en la fabricación y conservación de los alimentos que responden a sus necesidades;
  • un conocimiento suficiente del comportamiento y protección de los animales;
  • un conocimiento suficiente de las causas, de la naturaleza, del desarrollo, de los efectos, de los diagnósticos y del tratamiento de las enfermedades de los animales, sean considerados individualmente o en grupo; entre ellas, un conocimiento especial de las enfermedades transmisibles al hombre;
  • un conocimiento suficiente de la medicina preventiva;
  • un conocimiento suficiente de la higiene y la tecnología en la obtención, fabricación y puesta en circulación de alimentos animales o de origen animal destinados al consumo humano;
  • un conocimiento suficiente de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas relativas a las materias antes citadas;
  • una experiencia clínica y práctica suficiente realizada bajo adecuada supervisión.

Por las características generalistas que legalmente posee el titulado en Veterinaria (Directiva 36/2005), se considera que la mayoría de competencias son comunes a todos los perfiles profesionales aunque, en algunos casos, su profundización deberá ser mayor para algunos de ellos.

A efectos prácticos, hemos dividido las competencias en aquellas que se refieren principalmente a la adquisición de conocimientos, en las que requieren el desarrollo de habilidades de manejo y en las que requieren el desarrollo de actitudes y que, de forma general, podemos definir como:

  • Competencias Disciplinares (saber): Son aquellas en las que se recoge el conocimiento y la comprensión de los conocimientos teóricos que sustentan las diversas disciplinas que han de intervenir en la formación de un Veterinario.
  • Competencias Profesionales (saber hacer): Conjunto de habilidades intelectuales y de destrezas manuales que necesariamente ha de poseer todo Veterinario, y que debe adquirir a lo largo de su formación de grado, para que se le considere capacitado en el ejercicio de su profesión.
  • Competencias Académicas (saber ser): Son aquellas en las que se expresa el conjunto de actitudes y valores que caracteriza al Veterinario, y que el estudiante debe ir incorporando a su vida e integrando en su quehacer diario, como componente del grupo profesional al que va a pertenecer.

Entendemos que con esta clasificación podríamos dar respuesta a la necesidad de una formación más integral, particularmente en la definición de aquellos aspectos relativos al saber hacer, que incluirían por ejemplo, los temas relativos a la aplicación práctica de conocimientos y a la resolución de problemas.
Por otra parte, dentro de las competencias académicas (de actitud), se reflejan algunas otras que, asimismo, parecen estar poco desarrolladas en la universidad, como podrían ser la capacidad de análisis y síntesis o la gestión de la información. En conjunto, el desarrollo de estas competencias deberá constituir el eje principal de la nueva estructura de los estudios de veterinaria, siendo la consecución satisfactoria de las mismas el objetivo a cumplir para aportar al mercado graduados que cumplan las expectativas que demanda la sociedad.
El listado de competencias no pretende ser exhaustivo ni excluyente, ya que un excesivo detalle impediría una valoración precisa, creemos que agrupa aquellos mínimos que deberían formar parte inexcusable de cualquier programa de formación de veterinarios. Por tanto, los listados que figuran a continuación constituyen el núcleo no reducible de competencias comunes a todos los perfiles.

A.- Competencias disciplinares (saber)

  • CED 1. Conocimiento genérico de los animales, de su comportamiento y bases de su identificación.
  • CED 2. Estructura y función de los animales sanos.
  • CED 3. Cría, mejora, manejo y bienestar de los animales.
  • CED 4. Bases físicas, químicas y moleculares de los principales procesos que tienen lugar en el organismo animal.
  • CED 5. Principios básicos y aplicados de la respuesta inmune.
  • CED 6. Conocer los aspectos básicos de los distintos agentes biológicos de interés veterinario.
  • CED 7. Conocimiento de las alteraciones de la estructura y función del organismo animal.
  • CED 8. Conocimiento y diagnóstico de las distintas enfermedades animales, individuales y colectivas, y sus medidas de prevención, con especial énfasis en las zoonosis y en las enfermedades de declaración obligatoria.
  • CED 9. Bases generales de los tratamientos médico-quirúrgicos.
  • CED 10. Conocer los procesos tecnológicos aplicables a los animales domésticos, incluyendo aquellos con influencia directa sobre la salud animal y humana.
  • CED 11. Conocimiento de las bases del funcionamiento y optimación de los sistemas de producción animal y sus repercusiones sobre el medio ambiente.
  • CED 12. Principios de la Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Control de Calidad de los alimentos elaborados y Seguridad Alimentaria.
  • CED 13. Conocer los aspectos organizativos, económicos y de gestión en todos aquellos campos de la profesión veterinaria.
  • CED 14. Conocer las Normas y Leyes del ámbito veterinario y los Reglamentos sobre los animales y su comercio.
  • CED 15. Conocer los derechos y deberes del Veterinario, haciendo especial incidencia en los principios éticos.

B.- Competencias Profesionales (saber hacer)

  • CEP 1. Realizar la historia y la exploración clínica de los animales.
  • CEP 2. Recoger y remitir todo tipo de muestras con su correspondiente informe.
  • CEP 3. Realizar técnicas analíticas básicas e interpretar sus resultados clínicos, biológicos o químicos.
  • CEP 4. Diagnosticar las enfermedades más comunes, mediante la utilización de distintas técnicas generales e instrumentales, incluida la necropsia.
  • CEP 5. Identificar, controlar y erradicar las enfermedades animales, con especial atención a las enfermedades de declaración obligatoria y zoonosis.
  • CEP 6. Atender urgencias y realizar primeros auxilios en Veterinaria.
  • CEP 7. Realizar los tratamientos médico-quirúrgicos más usuales en los animales, y conocer las bases fundamentales para provisión de técnicas de anestesia y analgesia adecuadas.
  • CEP 8. Aplicar los procedimientos básicos que garanticen el correcto funcionamiento de la actividad reproductiva, los procesos tecnológicos y la resolución de problemas obstétricos.
  • CEP 9. Asesorar y llevar a cabo estudios epidemiológicos y programas terapéuticos y preventivos de acuerdo a las normas de bienestar animal, salud animal y salud pública.
  • CEP 10. Valorar e interpretar los parámetros productivos y sanitarios de un colectivo animal, considerando los aspectos económicos y de bienestar.
  • CEP 11. Manejar protocolos y tecnologías concretas destinadas a modificar y optimizar los distintos sistemas de producción animal.
  • CEP 12. Realizar la inspección de los animales ante y post mortem y de los alimentos destinados al consumo humano.
  • CEP 13. Realizar el control sanitario de los distintos tipos de empresas y establecimientos de restauración y alimentación. Implantación y supervisión de sistemas de gestión de la calidad.
  • CEP 14. Realizar análisis de riesgo, incluyendo los medioambientales y de bioseguridad, así como su valoración y gestión.
  • CEP 15. Aplicar la tecnología alimentaria para la elaboración de alimentos para consumo humano.
  • CEP 16. Asesoramiento y gestión, técnica y económica, de empresas de ámbito veterinario en un contexto de sostenibilidad.

C.- Competencias Académicas (saber ser), aplicables a todos los perfiles

  • CEA 1. Analizar, sintetizar, resolver problemas y tomar decisiones en los ámbitos profesionales del veterinario.
  • CEA 2. Trabajar en equipo, uni o multidisciplinar, y manifestar respeto, valoración y sensibilidad ante el trabajo de los demás.
  • CEA 3. Mantener un comportamiento ético en el ejercicio de sus responsabilidades ante la profesión y la sociedad.
  • CEA 4. Divulgar la información obtenida durante el ejercicio profesional del veterinario de forma fluida, oral y escrita, con otros colegas, autoridades y la sociedad en general.
  • CEA 5. Redactar y presentar informes profesionales, manteniendo siempre la confidencialidad necesaria.
  • CEA 6. Buscar y gestionar la información relacionada con la actividad del veterinario.
  • CEA 7. Conocer y aplicar el método científico en la práctica profesional incluyendo la medicina basada en la evidencia.
  • CEA 8. Saber obtener asesoramiento y ayuda profesionales.
  • CEA 9. Ser consciente de la necesidad de mantener actualizados los conocimientos, habilidades y actitudes de las competencias profesionales mediante un proceso de formación continuada.


Competencias básicas que se deben garantizar en el caso del Grado, y aquellas otras que figuren en el MECES (Marco Español de Calificaciones para la Educación Superior)

Se garantizarán como mínimo las siguientes competencias básicas, y aquellas otras que figuren en el Marco Español de Calificaciones para la Educación Superior (MECES):

  • A. Haber demostrado poseer y comprender conocimientos en un área de estudio que parte de la base de la educación secundaria general, y se suele encontrar a un nivel que incluye algunos aspectos que implican conocimientos procedentes de la vanguardia de su campo de estudio.
  • B. Saber aplicar sus conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y poseer las competencias que suelen demostrarse por medio de la elaboración y defensa de argumentos y resolución de problemas dentro de su área de estudio.
  • C. Tener la capacidad de reunir e interpretar datos relevantes, normalmente dentro de su área de estudio, para emitir juicios que incluyan una reflexión sobre temas relevantes de índole social, científica o ética.
  • D. Poder trasmitir información, ideas, problemas y soluciones a un público tanto especializado como no especializado.
  • E. Haber desarrollado aquellas habilidades de aprendizaje necesarias para emprender estudios posteriores con un alto grado de autonomía.

Ver tabla resumen de competencias por materia

Perfil de ingreso

El perfil de ingreso propio de la titulación es el de una persona que tenga interés por las cuestiones relacionadas con las Ciencias de la Salud en general, y por las Ciencias Veterinarias en particular, y con una sensibilidad especial hacia el mundo animal, su medicina, producción y la salud pública, enfocada desde el punto de vista veterinario, con las correspondientes repercusiones en la especie humana. Asimismo, debe estar interesado o mostrar inquietud hacia todos los ámbitos sociolaborales y sectoriales en los que se desarrolle la Profesión Veterinaria.

Aunque no son obligatorios conocimientos específicos previos, es recomendable, sobre todo por la posible instauración de "numerus clausus", tener conocimientos básicos previos correspondientes a un nivel de 2º de Bachiller en la opción de Ciencias de la Salud. En el caso de que el "numerus clausus" les dé opción de acceso a estudiantes procedentes de otras opciones, es recomendable que previamente adquieran los conocimientos básicos contenidos en los libros de texto relacionados con las disciplinas correspondientes a la referida opción.

Considerando las generalidades y antecedentes expuestos, el requisito mínimo para el acceso a las enseñanzas oficiales del Grado de Veterinaria por la Universidad de Murcia será estar en posesión del título de bachiller o equivalente, y la superación de la prueba a la que se refiere el artículo 42 de la Ley Orgánica 6/2001, de Universidades, modificada por la Ley 4/2007, de 12 de abril, sin perjuicio de los demás mecanismos de acceso previstos por la normativa vigente, tal y como indica el artículo 14 del RD 1393/2007, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.

Perfil de egreso

Los datos de las encuestas realizadas, del informe VET2020, del libro "La profesión veterinaria en el siglo XXI: un estudio de mercado" y del "Libro Blanco del Grado de Veterinaria" indican que actualmente, y previsiblemente en un futuro próximo, los principales perfiles de egreso para la profesión veterinaria continuarán siendo los tradicionales: "medicina veterinaria", "producción y sanidad animal" e "higiene". Así, a partir de estos estudios, las áreas en las que se supone una mayor proyección son la seguridad alimentaria, el bienestar y la protección animal, la epidemiología y la medicina preventiva (VET2020) y el ejercicio clínico en especies no convencionales, ámbitos todos ellos encuadrados dentro de los perfiles clásicos. Asimismo, hemos observado que un número aun pequeño pero creciente de los licenciados se emplea en áreas menos tradicionales como pueden ser las cuestiones ambientales (espacios naturales) o la I+D+I, entre otros.

En la actualidad, el título faculta para desarrollar el ejercicio profesional en medicina y cirugía animal, producción y sanidad animal, tecnología agroalimentaria, higiene y seguridad alimentaria y salud pública. Este ejercicio puede desarrollarse, bien en los diferentes niveles del sector público, es decir, la Unión Europea, la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas, y las Entidades Locales, o bien en el sector privado, ya sea de forma autónoma o formando parte de una estructura empresarial.

Además de estos datos debe tenerse en cuenta la reglamentación profesional vigente, que hacen de esta titulación una profesión regulada, que incluiría la Directiva 36/2005/EEC, su RD de transposición y la Ley 44/2003 (BOE de 22/11/2003) de Ordenación de las Profesiones Sanitarias. Asimismo, debe considerarse la propuesta 2002/0061 (COD) del Parlamento Europeo, relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales del veterinario (anexo V.4) y el Documento Marco de la Federación de Veterinarios Europeos (FVE/00/011) sobre la estructura profesional. En este contexto, hay que apuntar como un gran activo de nuestro Centro que la Facultad de Veterinaria esta actualmente acreditada de forma positiva por la Asociación de establecimientos Europeos de enseñanza Veterinaria (EAEVE) lo que facilita el reconocimiento profesional de nuestros en el ámbito de la U.E. La Directiva Europea propia (36/2005/EEC) que marca el reconocimiento del título y cualificaciones de los graduados en Veterinaria, señala que el Veterinario durante el período total de su formación ha de haber adquirido:

a) un conocimiento suficiente de las ciencias en las que se fundan las actividades de los veterinarios;

b) un conocimiento suficiente de la estructura y de las funciones de los animales sanos, de su crianza, su reproducción y su higiene general, así como de su alimentación, incluida la tecnología aplicada en la fabricación y conservación de los alimentos que responden a sus necesidades;

c) un conocimiento suficiente del comportamiento y protección de los animales; d) un conocimiento suficiente de las causas, de la naturaleza, del desarrollo, de los efectos, de los diagnósticos y del tratamiento de las enfermedades de los animales, sean considerados individualmente o en grupo; entre ellas, un conocimiento especial de las enfermedades transmisibles al hombre;

e) un conocimiento suficiente de la medicina preventiva;

f) un conocimiento suficiente de la higiene y la tecnología en la obtención, fabricación y puesta en circulación de alimentos animales o de origen animal destinados al consumo humano;

g) un conocimiento suficiente de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas relativas a las materias antes citadas;

h) una experiencia clínica y práctica suficiente realizada bajo adecuada supervisión.

Salidas profesionales

Tomando en consideración este conjunto de informaciones, el futuro perfil profesional del veterinario comprende los siguientes aspectos:

  1. Medicina Veterinaria: Diagnóstico, pronóstico, tratamiento, y prevención de las enfermedades que afectan a los animales domésticos, de experimentación, exóticos, silvestres y salvajes, así como la salud, cría y bienestar de los mismos. Se incluyen igualmente todos aquellos perfiles médicos que se centran en la salud individual, tales como la identificación, la etología, el control sanitario, y la prevención de zoonosis.
  2. Producción y Sanidad Animal: Cría y salud de las especies de producción, en relación con los distintos aspectos del control, manejo, gestión y asesoramiento tanto al ganadero como a las empresas dedicadas a la producción de alimentos y a la explotación de recursos terrestres, marinos o fluviales de origen animal. Este perfil engloba también el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de las enfermedades de los animales de producción, el estudio epidemiológico de las enfermedades animales y zoonosis, así como el diseño de políticas sanitarias, el análisis de riesgo y la identificación del ganado. De la misma manera, comprende la tipificación y comercialización de productos de origen animal, el control del movimiento de los animales y del impacto ambiental de las producciones animales, y todos aquellos aspectos relacionados con la obtención de productos ganaderos destinados al consumo humano y la elaboración de alimentos destinados al consumo animal, así como todas aquellas implicaciones económicas que estos procesos pudieran tener.
  3. Higiene, Seguridad y Tecnología Alimentaria: El control de la cadena de producción de los alimentos, entendiendo como tal un proceso continuo que abarca desde la producción primaria hasta su suministro al consumidor, asegurando la trazabilidad. Del mismo modo, se contempla el asesoramiento a las empresas o establecimientos alimentarios, la implantación de buenas prácticas de elaboración y manipulación de alimentos, la puesta en práctica de programas de autocontrol y la formación del personal manipulador de los mismos. Dentro de este perfil, se incluye además el control de la entrada de productos animales, hortofrutícolas o alimentos elaborados procedentes de terceros países, con el fin de prevenir toxiinfecciones alimentarias y zoonosis, así como todas aquellas actividades profesionales que garanticen la calidad y salubridad de los alimentos.
  4. Otros: La actividad del veterinario se desarrolla también en otros sectores profesionales tales como el manejo y la gestión de núcleos zoológicos, de fauna silvestre y cinegética, de espacios naturales y de animalarios. También podrá llevar a cabo su labor en la realización, desarrollo y gestión de I+D+I en el sector público o en la industria químico-farmacéutica y agroalimentaria, en el desarrollo de proyectos de cooperación con otros países, en laboratorios de análisis, en la docencia y educación sanitaria, y en todos aquellos ámbitos para los que pudiera estar cualificado por su formación.

Finalmente cabe considerar para la profesión veterinaria, al igual que sucede con otras, los conocimientos adquiridos en el grado sólo pueden considerarse básicos y dirigidos hacia una primera inserción laboral; el ritmo de avance del conocimiento en cualquier área y la cada vez más creciente especialización, conducen necesariamente a la realización de estudios de postgrado. En el caso particular de la profesión veterinaria, y en especial en las áreas de 9 vertiente más médica o sanitaria, es obvio que esta especialización debe, en un futuro, adoptar una estructura similar a la de la medicina. Con respecto a esto, existe ya en la actualidad un "European Board for Veterinary Specialisation" (EBVS), que recoge el sentido de la propuesta Report and Recommendations for the Transnational Organisation of Veterinary Specialisation del Advisory Comittee for Veterinary Training (1992) de la Comisión Europea acerca de la necesidad de especializaciones en Veterinaria. En estos momentos, el EBVS agrupa 21 colegios de especialistas (los detalles pueden consultarse en http://www.ebvs.be). Sin embargo, los títulos expedidos por los colegios de especialistas tienen una representatividad relativa, puesto que sólo tienen un valor de "prestigio" y carecen de reconocimiento legal. 

Puede encontrar más información en nuestra Guía de Salidas Profesionales

Másteres relacionados

Esta titulación da acceso a todos los másteres impartidos por el centro.