Facultad de Comunicación y Documentación

Si algo ha caracterizado a lo largo de su existencia a esta Facultad es la enorme vitalidad con la que sus distintos equipos directivos han iniciado y consolidado variados proyectos e iniciativas que, con el transcurrir de los años, han propiciado un crecimiento sin precedentes en nuestra universidad. A partir de la original Diplomatura en Biblioteconomía y Documentación (que ya sobrepasa los 20 años de vida), se ha producido una expansión en el campo de las ciencias de la Información y de la Comunicación, área nuclear de la  Sociedad de la Información y del Conocimiento en que vivimios, habiéndose puesto en marcha en el curso 2010-11 estudios de Grado y Posgrado prácticamente en todas sus ramas y debidamente adaptados al marco del Espacio Europeo de Educación Superior. Todo ello desarrollado gracias al esfuerzo y dedicación de todos aquellos compañeros y estudiantes que desinteresadamente han puesto su granito de arena para llegar a buen término.

Un indicador de esfuerzo es el hecho de ser unos de los pocos centros de nuestra universidad donde ha crecido el número de estudiantes en la década del 2000, en ocasiones casi duplicando el número de alumnos (como ha sido recientemente con la puesta en marcha de los nuevos títulos de Grado). Igualmente, esta Facultad ha participado en la redacción de los Libros Blancos en las áreas de la Documentación y Comunicación, en la elaboración de los currículos europeos, en proyectos de mejora académica y en el convenio de la UMU con la ANECA para la elaboración de los SGIC. Actualmente seguimos activos en esta línea de coordinación con otras instituciones académicas, participando en las conferencias y grupos de trabajos de Decanos, promoviendo nuevos convenios ERASMUS y SICUE, además de establecer nuevas vías de intercambio con América Latina, especialmente a través de la Cátedra UNESCO en Gestión de Información, proyecto internacional de promoción de estudios que tiene su sede mundial en nuestra Facultad.

El Equipo Decanal es consciente de la importancia y trascendencia que tiene consolidar una cultura de la calidad en el ámbito universitario. Por ello considera factor estratégico el conseguir que las competencias, habilidades y aptitudes de sus futuros titulados y de todo su personal sean reconocidas por los empleadores y por la sociedad en general. Por ello, esta dirección dirige sus esfuerzos hacia la plena consecución de la satisfacción de las necesidades y expectativas de todos los grupos de interés que forman parte de nuestra Facultad y de nuestro entorno, ampliando considerablemente la presencia de este centro en la sociedad que le circunda. A fin de satisfacerlos, se compromete a emplear todos los recursos técnicos, económicos y humanos a su disposición; siempre dentro del estricto cumplimiento de los requisitos legales aplicables, tanto a nivel autonómico como estatal y europeo.

Todo ello, sea dicho de antemano, no puede llevarse a cabo sin un alto grado de compromiso. Por ello, esta dirección asume la necesidad de garantizar la calidad del centro, basando sus actuaciones en el análisis de las necesidades y expectativas de todos sus grupos de interés, siguiendo de forma escrupulosa todos los preceptos del sistema de calidad que nos hemos autoimpuesto y que debe marcar la ruta hacia la excelencia académica de nuestros estudios e investigaciones.